«La vejez te puede llegar a los veinte» | Actitud y autoconsciencia

Tórax sobre un cielo con nubes

Lo que descubrí en la clase de Feldenkrais que tomé con Patricia Bustos fue inesperado. Sabía que liberaría un montón de tensiones, pero no pensé que lograría conexiones tan profundas entre algunas componentes de mi cuerpo. Aproveché el encuentro para preguntarle sobre temas cruciales en la experiencia del cuerpo como espacio de dignidad: hablamos de corporalidad, edad y el estado actual de la educación somática en Chile.

Mi experiencia: la presencia del esternón

Tuve la fortuna de participar en una clase abierta de Autoconsciencia a Través del Movimiento®, guiada por Patricia Bustos, instructora del método Feldenkrais. Mi cuerpo comenzó como un mapa con regiones inexploradas, medio borrosas. Sentía claramente mi columna baja y mi cuello, pero la zona alta de la espalda se me hacía medio nebulosa.

Poco a poco, a través de diferentes acciones guiadas, fue apareciendo información interna que me ayudó a reconstruir el paisaje. Comencé a percibir cada vez con más claridad la presencia de mis vértebras dorsales, de su vínculo con el esternón a través de las costillas, y de los movimientos en espiral de la columna, que se propagan hasta la coronilla y los pies.

No solo fue un espacio de distensión corpomental y consciencia corporal, sino también de autoescucha, autoconocimiento y un profundo acercamiento a mi mundo interno. Y no sé si esto le pasa a mucha gente, pero a mí me entretiene mucho investigar los misterios del cuerpo desde la propia experiencia.

Entrevista a Patricia: «Nos movemos con toda nuestra vida interior»

Estoy aquí con Patricia Bustos, kinesióloga e instructora del método Feldenkrais, y acabo de salir de su clase que estuvo realmente maravillosa. Así que ahora quiero hacerle unas preguntas para que nos cuente un poco más sobre el cuerpo y el movimiento consciente. Patricia, ¿cómo estás?

Hola, Roberto. Bien, bien. Me alegro que te haya gustado la clase. Yo disfruto siempre viéndolos moverse y fue muy bonito.

Muchas gracias a ti. Quería preguntarte, según tu experiencia, cómo se relaciona la postura corporal con la actitud que llevamos por la vida.

Absolutamente. Nos movemos de acuerdo a cómo pensamos, sentimos, emocionamos. Entonces, la postura expresa tu manera en que expresas las emociones. No es lo mismo cuando tú estás contento que cuando estás triste. La postura te cuenta algo de esa persona.

Nos movemos con toda nuestra vida interior: con nuestros pensamientos, con nuestras sensaciones.

Tú podrías saber de alguien que viene a lo lejos, que tú conoces [por su postura]. De partida conoces a las personas en su caminar, ¿cierto? Pero podrías saber también si esa persona ese día está triste o viene entusiasta. Nos movemos con toda nuestra vida interior: con nuestros pensamientos, con nuestras sensaciones. En el método Feldenkrais se habla de actura más que de postura, porque «postura» nos remite a algo más estático. La actura es más expresiva.

De todas maneras, me hace todo el sentido. También me gustaría saber qué tan importante crees tú que es explorar la autoimagen.

Nos hemos acostumbrado a un cierto parámetro de movimiento, y en general es un parámetro bastante rígido.

Bueno, algo de eso conversamos. En las lecciones de Feldenkrais, muchas veces te das cuenta de la relación que hay, por ejemplo, entre tu esternón y tus dorsales. En cómo tu cabeza no tiene solo las siete vértebras cervicales, sino que te puedes mover desde la pelvis, y tu cabeza va liviana, va fluida. Pero nos hemos acostumbrado a un cierto parámetro de movimiento, y en general es un parámetro bastante rígido. Son actitudes corporales rígidas que nos llevan a rigidizarnos, a anquilosarnos. Y así es como la vejez te puede llegar a los veinte, a los sesenta o a los ochenta. Y es así que hay viejos de cuarenta y jóvenes de 70.

Tal cual, yo pienso exactamente lo mismo. Así que por eso es importante moverse. Por último, Patricia, también quería preguntarte cuál es la relevancia de la educación somática en la vida adulta.

El soma, el cuerpo vivido, es aquello con lo que nos expresamos.

Ah, bueno. Creo que ya empecé ahí a hablarte un poquito del tema. Sobre todo en este tiempo, ahora, creo que es más importante en lo somático el hecho de que los niños hagan Yoga, por ejemplo, o expresión corporal. En nuestro país estamos al debe en eso, porque no es lo habitual que en los colegios se haga danza, expresión corporal. Pero los adultos, que ya tenemos un debe de nuestra educación, [debemos] darnos cuenta que el soma, el cuerpo vivido, es aquello con lo que nos expresamos. Entonces, la educación somática debiera ser desde los niños, y los adultos, profundizarlo mucho más. Porque la vida nos va haciendo que nos olvidemos que somos cuerpo, emociones y sensaciones.

Absolutamente, Patricia. Muy de acuerdo con todo lo que has dicho. Y creo que es muy importante darle más cabida a estos temas dentro de la vida cotidiana, y dentro del discurso cotidiano.

Y de la educación. Lo que te decía: la educación está al debe. Te comentaba yo esto de las clases en Argentina: muchísima gente acude a clases de Yoga. Ellos también tienen una relación mucho más profunda culturalmente con el cuerpo. Se psicoanalizan, van a clases de Yoga, Feldenkrais, Eutonía. Realmente en nuestro país estamos muy, muy al debe, y en la educación formal: es ahí donde tiene que empezar el cambio.

Ojalá que se nos pegue algo de eso de parte de ellos. Muchas gracias, Patricia, por la invitación y también por tu disposición a conversar de estos temas, que me interesan mucho.

Gracias a ti, Roberto. Gracias por tu interés y tu curiosidad.


Patricia hace clases de Autoconsciencia a Través del Movimiento®, sesiones de Integración Funcional® y talleres dirigidos a temas específicos. Toda la información está en su sitio personal Cuerpo en Movimiento.

Publicado en Cuerpo, Diálogos, Encuentros, Presente y etiquetado , , , , , , , , .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *